Ios: una de las islas más increíbles de Grecia

En medio de las islas cícladas y entre las famosas islas de Mykonos y Santorini se encuentra Ios, una isla con nombre de sistema operativo pero con mucha historia y lugares que vistar.

Se trata de una isla a la que solo se puede llegar en barco, algo que probablemente ayude a que guarde mucho de su encanto en comparación con otras islas vecinas. Y fue por esta misma razón por lo que tuvimos que concentrar nuestra visita en un solo día: a pesar de que teníamos planeados pasar dos días, por la previsión de viento nos explicaron que nuestro barco se iba a cancelar y tuvimos que hacer un cambio de planes y adelantar nuestra salida de la isla un día.

Por pequeña que parezca, Ios es una isla que bien merece al menos dos noches para poder exprimirla (¿me tocará volver?) pero si por lo que sea sólo tienes tiempo de estar un día, aquí mi experiencia por si te inspira:

¿Dónde dormir?

Hicimos una reserva a través de Booking en Hotel Corali, un pequeño hotel un poco viejo pero con mucho encanto regido por una americana encantadora y una localización excelente (primera línea de playa, al lado del puerto y a cinco minutos en coche del centro del pueblo).

Corali Hotel Ios

Lo que de verdad merece la pena del hotel es su terraza (donde poder desayunar, tomar un café o una cerveza), su piscina y el acceso a la playa con hamacas para los clientes (que no tuvimos tiempo de usar, por cierto).

Atardecer en Ios Club

Para ver el atardecer nos llevamos una de esas sorpresas que uno no espera. Yo venía con ganas de ver el atardecer en Pathos Lounge, un lugar con vistas increíbles y piscina infinita, pero desde el hotel nos comentaron que el día de antes había sido el último de la temporada (mi gozo en un pozo). Pero nos dio otra alternativa en el centro del pueblo: Ios Club.

Llegamos a Ios Club y según estamos entrando no escuchamos música, algo que nos dio mala espina. Y nuestro peor presagio se cumplió: estaba cerrado. Pero eso no arruinó nuestro atardecer, como estaban recogiendo los propios dueños del bar nos invitaron a quedarnos a ver el atardecer y nos invitaron a una cerveza para ver uno de los atardeceres más increíbles que he visto en mi vida. 

Paseo por el centro y cena

Para cenar tras ver que había bastante gente y tras ver que las opiniones eran más o menos buenas optamos por The Mills, situado en la parte más alta de la ciudad y junto a unos molinos, de ahí el nombre.

La comida, correcta pero tampoco de tirar cohetes: la mousaka muy rica, la ensalada césar bien, pero el cordero ya estaba casado y con corderitos… En definitiva, no la mejor comida griega del mundo, pero todo correcto, servicio muy amable y muy bien de precio.

The Mills Ios Restaurant

Por cierto, como tantos sitios en Grecia varios gatos estarán esperando a tu alrededor por un pequeño gesto de cariño en forma de comida.

Innioranza

No hace falta ser un amante de la moda para hacer una parada en la tienda más chula que encontramos en todo nuestro viaje:  Innioranza.

En ella, Andrea, un joven italiano hace y vende sus diseños súper creativos en camisetas, sudaderas…

Innioranza Ios

Yo acabé comprándome dos camisetas y una gorra… Uno de los diseños que más me gustó (por lo absurdo del mismo es este).

 

View this post on Instagram

 

Red cats say MAO. #innioranza #tshirtdesign #redcat #mao #cat #socialismo “Mao” T-shirt is only on www.innioranza.com

A post shared by innioranza (@innioranza) on

Playas

A la mañana siguiente cogemos a Ipi (nuestro coche de alquiler en todo el camino), carretera y a cruzar la isla hasta la playa de Magganari. En el trayecto (de unos 40 minutos) tuvimos que parar 8-10 veces a hacer fotos por los increíbles paisajes que íbamos viendo, aquí algunos ejemplos.

Ios

La Playa de Magganari es un espectáculo. Agua azul, arena fina y unas vistas a una montañita. Y, además, cuando nosotros fuimos menos de 10 personas: la playa para nosotros solos. Mejor que explicarlo, aquí tenéis una vista de 360º de la misma.

A la vuelta optamos por la misma carretera en lugar del camino para evitar jugárnosla con el coche, pero si vas en quad seguramente tenga sentido elegir ese camino para visitar la playa de Mylopotas, mucho más popular por su cercanía con el pueblo.

Aprovechamos para comer algo rápido en esta playa (donde hay más garitos y beach clubs) antes de salir pitando para el hotel a por nuestras cosas y para el barco.

En resumen…

  • Ios mola. Mucho. 😁️
  • Imprescindible si no vas con coche o moto, alquilar allí para poder moverte. 🚗
  • No te pierdas la puesta del sol desde algún punto chulo. 🌇
  • Si puedes estar dos noches, mejor que una. ✌️
  • Si necesitas compañero de viaje, acepto invitaciones: no me importaría volver con más tiempo. 🤣

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *