La Sellaronda, una ruta de esquí increíble en los Dolomitas (Italia)

Sellaronda

¿Has oído hablar de los Dolomitas como destino de esquí? Es ni más ni menos que el mayor resort de esquí de todo el mundo con más de 1.200 km de pistas a lo largo de 12 complejos (muchos de ellos comunicados entre sí). Pero en este post quiero hablarte de lo que para mi es lo más interesante de todo: la Sellaronda.

¿Qué es la Sellaronda?

La Sellaronda es una ruta de esquí que rodea la masa montañosa del Sella, de manera que se da una vuelta a toda una montaña sin pasar dos veces por la misma pista. Cuenta nada más y nada menos que con 42 km y atraviesa cuatro complejos de esquí con unas vistas y un recorrido inigualable entre la naturaleza.

Mapa de la Sellaronda
Mapa de la Sellaronda

En esta ruta se combinan pistas más anchas y más estrechas, rojas, azules e incluso se puede hacer alguna negra, pero más allá de las pistas en sí, lo que realmente es inigualable son los paisajes que va atravesando a su paso. ¡Qué pena no haber hecho más fotos, pero con los guantes y la nieve realmente es un jaleo poder hacerlo!

Para poder hacer esta ruta es importante sacar el forfait Dolomiti Superki, con unos precios entre 49€ y 61€ en función de la temporada.

¿Dónde comenzar la Sellaronda?

En nuestro caso las dos veces que la he hecho he salido desde Campitello di Fasa, subiendo a través del funivie de Col Rodella (la entrada más al oeste de la estación de Val di Fassa). La única razón por la que hemos comenzado aquí ha sido porque es la más cercana a Cavalese, donde nos quedamos a dormir, pero lo bueno de esta ruta es que la puedes comenzar desde cualquiera de los puntos por las que pasa.

¿Sellaronda verde o Sellaronda naranja?

Cuando te dispongas a hacer la sellaronda la primera pregunta que debes hacerte es en qué dirección hacerla puesto que al fin y al cabo no deja de ser un círculo que se puede completar en ambos sentidos.

La Sellaronda verde (la que hice el año pasado) hace este recorrido en el sentido contrario al de las agujas del reloj y, al menos a mi, me pareció un recorrido más sencillo y llevadero, si bien tiene algunos tramos más largos de telesillas donde no se esquía.

Sellaronda en Val di Fassa

La Sellaronda naranja, en el sentido de las agujas del reloj (la que hice este año), me pareció más divertida que la verde por las pistas por donde pasa, aunque quizás tenga un nivel más alto (además, hay una pequeña bifurcación alternativa que permite coger alguna pista negra en la bajada hacia Val Gardena).

Las estaciones por las que pasa

Val di Fassa: Es una de mis preferidas, con bajadas largas si te gusta algo más tranquilo y con pistas muy anchas.

Inicio de la Sellaronda desde Col Rodella
Inicio de la Sellaronda desde Col Rodella

Val Gardena: Una estación con pistas geniales y, en el sentido verde, la maravilla de poder pasar esquiando por un pueblo. Además, puedes aprovechar el snow park para hacer algunos saltos si eres de los que, como a nosotros, te gusta hacer un poco el cabra.

Alta Badia: Llegando desde Val Gardena comienza con unos tramos con pistas muy largas de poca pendiente, si bien ya aproximándose a Arabba hay más pistas rojas.

El macizo, del Sella, desde la parte noroeste
El macizo, del Sella, desde la parte noroeste

Arabba: Es la más sombría y la que menos he explorado, en ella están los telesillas más altos, pero sin duda la que tiene unos paisajes de altura más increíbles.

¿Cómo llegar a los Dolomitas?

En mis dos viajes he volado a Milan-Bérgamo y Verona, y desde luego que mucho mejor este último puesto que te ahorras una buena tirada de kilómetros y además es un aeropuerto mucho más pequeño y manejable (y por lo tanto, cómodo). Desde allí, la mejor opción es alquilar un coche y tirar millas, la mayor parte del camino es autopista si bien luego está la carretera de los dolomitas que es más de montañana, con algunos tramos donde no se debe correr demasiado.

Algunos consejos extra:

  • Cuidado con el viento, puesto que puede ser que se corte alguno de los pasos entre estaciones. Normalmente está anunciado al comprar los forfaits si hay riesgo. Si esto pasase, tranquilo, puedes coger el ski bus para llegar por carretera hasta donde tengas el coche, pero te llevará más tiempo.
  • Si vas varios días, mejor hacer la Sellaronda el segundo o tercer día para evitar ya ir con mucho cansancio acumulado y que al final se haga larga.
  • Intenta tener claro el tiempo y por dónde vas, para intentar hacer el último paso entre estaciones antes de las 3.30pm (para que te dé tiempo a llegar al punto de inicio).
Señal de viento en la Sellaronda
Viento en la Sellaronda

¿Te apuntas la Sellaronda entre tus rutas de esquí pendientes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *